20 abr. 2010

POST Nº 5: CARTA ABIERTA A LOS ESTUDIANTES DE PSICOLOGÍA

Tengo la sensación de que nos falta debatir. Pero no en las clases, sino en algún espacio de intercambio exclusivo de los alumnos.

Que se acerque aquel que recién empieza, los que van por la mitad de la carrera y aquellos que obtendrán dentro su título.

¿Para qué? Para plasmar lo poco que sabemos, para intercambiar ideas, bibliografía, temores y certidumbres. Para salirnos de lo individual y proyectarnos en conjunto o, al menos, entendiendo lo enriquecedor del intercambio. Para escaparnos de lo superfluo o buscar alternativas que inciten a mejorar el contexto.

¿Tiene sentido? Si pretendemos hacer esto más que un trabajo, sí. Si buscamos crecer profesionalmente, sí. Si es para crear algo más que un encuentro, también.

Pensar y repensar en tiempo de formación es imprescindible y, por el momento, queda en una intención.

Al menos intentémoslo. Hay un viejo refrán que dice: "No pierde el que lo intenta, pierde el que lo deja de intentar."

Saludo a todos.

No hay comentarios: